Menu
Proteger la biodiversidad amenazada de los territorios de Ultramar
24%

Oruguero de Reunión

8%

Ficha especie

  • Territorio del Life: Reunión
  • Nombre científico: Lalage newtoni
  • Estatus: Endémico de Reunión
  • Categoría UICN: En peligro critico de extinción (CR)
  • Alimentación: Insectos
  • Comportamiento: Poco temeroso pero muy discreto
  • Hábitat: Selva, Macizo de la Roche Écrite
  • Población: 38 parejas (2018)

Los objetivos

55 parejas
Lucha contra los depredadores en más de 1200 ha
15 brigadas Tuit-tuit
Translocación de la especie

Amenazas

Las especies exóticas invasivas:

La rata negra, la rata común y el gato doméstico son especies introducidas por el ser humano en la isla de Reunión y son depredadores significativos de la especie. Unas investigaciones han mostrado que las ratas depredan el 95 % de los nidos de la especie. El bulbul orfeo es un ave introducida y representa también una amenaza para la especie.

Las medidas

Método de lucha global contra las EEI: Un dispositivo participativo de desratización mediante brigadas “Tuit-tuit” compuestas de voluntarios formados a la desratización y a la seguridad actuará bajo la supervisión de empleados de la SEOR. Se desplegaráun dispositivo de lucha contra los gatos en 1000 ha en el seno del hábitat del Oruguero de Reunión. Se organizará también un dispositivo de detección a fin de confirmar o no la presencia de gatos en la zona. Se medirá el impacto del bulbul orfeo sobre las aves endémicas de la isla y se desarrollará un método de control de la especie. Fortalecimiento y translocación: Se capturarán y soltarán individuos entre dos zonas actualmente conocidas para favorecer el intercambio genético entre los individuos y de esta manera fortalecer las poblaciones actuales, compuestas de dos grupos separados. A fin de crear un nuevo núcleo de población de la especie, extremadamente confinada en la actualidad, se introducirán individuos en una zona donde se había observado la especie anteriormente.

Entrevista al experto

Damien FOUILLOT

Referente para la conservación de las especies en la SEOR (Sociedad de Estudios Ornitológicos de Reunión) y jefe del equipo Tuit-Tuit ¿Cómo perciben el Tuit-tuit (Oruguero de Reunión) los reunioneses? Para ellos se trata de un componente patrimonial de Reunión aunque no le presten verdadera atención. Los turistas de la Roche Écrite saben que es un ave poco común y es como un sueño verlo cuando vienen de excursión. ¿Puede proporcionar algún detalle emblemático sobre esta ave? Su canto. Resuena con fuerza en la selva. En criollo su nombre es una onomatopeya como para el Tek-tek (tarabilla de Reunión). El Tuit-tuit es muy difícil de ver pero se le oye perfectamente. Forma parte de los sonidos familiares para las personas que han pasado un poco de tiempo en la selva, es su “magdalena de Proust”. ¿Cómo ha evolucionado su población en estos últimos años? Siete parejas estaban presentes en 2003, cuando la SEOR empezó a estudiar esta especie. Ahora ya hay 40. La población se ha multiplicado por cinco y su hábitat cubre 10 a 20 km². La superficie de desratización se ha multiplicado por 13 en 10 años. El Tuit-tuit está ahora presente en 2 000 hectáreas. ¿Cuáles son las amenazas y las causas de su desaparición? Principalmente las ratas y los gatos en estado salvaje. En general la especie estaba seguramente presente en todo el territorio situado por encima de 800 m en una selva reliquia. La llegada del ser humano ha transformado completamente la selva con la tala. A veces la comunidad local apoda al Tuit-tuit “el pájaro tonto” porque se acercaba a los humanos, que lo atrapaban sin ninguna dificultad. ¿Qué espera del Life BIODIV’OM? Conseguir la translocación del Tuit-tuit en un macizo en el que estaba presente anteriormente. El hecho de tener dos zonas geográficamente separadas elimina el riesgo de un incendio que destruya las dos zonas a la vez. Espero también que las acciones de desratización sean garantizadas y que se creen varios núcleos de población para perpetuar la especie y que cambie de categoría en la lista roja del IUCN.